martes, 7 de junio de 2011

De Nens - Joaquim Jorda (2003)























Duración: 180 min
Idioma: Catalan y Castellano (con subtitulos en castellano)
País: España
IMDb Link: http://www.imdb.com/title/tt0424936/

Director: Joaquim Jordà

Synopsis:

Joaquim Jordà es un veterano cineasta que ha trabajado en múltiples campos en relación al cine (guión, producción, docencia) aunque con limitada carrera como director de largometrajes (7 en 35 años). En su obra previa, Mones com la Becky (Monos como Becky, 1999) , documental realizado tras sufrir una embolia cerebral, se basó en las actividades de un grupo de internos esquizofrénicos y en la vida del inventor de la lobotomía, para analizar tanto los límites entre la locura y la normalidad como los servicios de salud mental. Jordà salió triunfador de este reto personal y profesional, con una película que, pese a su irregular heterogeneidad, resultaba una propuesta muy estimulante. Cuatro años después, Jordà se arriesga de nuevo.

En verano de 1997, en plena escasez de noticias, un escándalo sacudió Barcelona. Parecía ser que una red basada en centros de ayuda a menores del barrio chino, el Raval, captaba niños y niñas para pederastas. Profesionales de entidades relacionadas con el propio ayuntamiento podían estar implicados. Unos meses más tarde, sin embargo, se empezó a acusar de manipulación a la Guardia Urbana. Un año después se llegó a descalificar la instrucción, una serie de acusados son dejados en libertad y se plantea que ha existido una interesada confusión de todo el proceso. Se planteó la manipulación del supuesto caso por parte de grupos inmobiliarios que pugnan por diferentes opciones de urbanismo del Raval y han facilitado la denuncia de falsos culpables ante la interesada connivencia de los medios de comunicación.

Tanto la instrucción como el propio proceso quedan en entredicho y sólo unos pocos acusados llegan al mismo. Basándose en los planteamientos de Arcadi Espada, periodista que denunció la manipulación, Jordà consigue la autorización para filmar el juicio y con estas imágenes construye de nuevo un riguroso análisis social.

Se rodaron más de 150 horas de material que han sido reducidas a 188 minutos para su exhibición comercial. Más allá del discutible recurso de teatralización de determinados aspectos de la trama y de unas fallidas (por farragosas) tertulias entre miembros de las asociaciones vecinales implicadas en el conflicto, el resultado no deja de ser apasionante. Junto a este material citado, Jordà rodó varias canciones alusivas al tema interpretadas por Albert Pla en un local del Raval, entrevistas con periodistas que siguieron el caso, con algunos ex acusados que autorizaron la filmación de la entrevista, con gestores de urbanismo, vecinos del Raval y el juicio en sí.

Al final, no sabremos mucho más acerca de las responsabilidades en la más que posible manipulación de la trama. No se plantea alternativa al veredicto de culpabilidad emitido por el juez. No se emite sentencia respecto de los cambios urbanísticos en una zona degradada social y urbanísticamente. Sin embargo, De nens ofrece un resultado brillante, por profundo y por poliédrico. De la misma manera que Mones com la Becky entrecruzaba discursos diversos sobre la sanidad y la locura en el sistema sanitario, De nens alterna un estudio sobre la pederastia, una valoración de lo forzado de los cambios urbanísticos en la Barcelona de cambio de siglo, un análisis del “análisis” periodístico de un tema “escandaloso” y , last but not least , una descripción del sistema judicial español.

Evidentemente, pese a la duración, el resultado no es suficientemente equilibrado. Nos faltan datos para conocer en profundidad la idoneidad de los cambios urbanísticos en Ciutat Vella; pero Jordà evidencia la desconexión entre la Barcelona oficial, basada en planos y estadísticas, y la Barcelona real, sucia, miserable y pobre, a quien se ofrecen nuevas viviendas sin escuchar su voz. «Bruti, sporchi e cativi», en palabras de Scola, los olvidados del Raval se merecen viviendas dignas y nuevas oportunidades. No obstante, Jordà nos hace ver que la oficialidad toma por portavoces de estos habitantes de una infraBarcelona a grupos que pugnan también por intereses propios. Tampoco hay tiempo para una valoración en profundidad del punto de vista de los “media”. Sin embargo, por la boca muere el pez y la simple grabación de conversaciones entre reporteros y juez en el salón de los pasos perdidos de la Audiencia o la entrevista a supuestos profesionales del periodismo evidencian la frivolidad con que se tratan estos temas y ponen en entredicho la imparcialidad de unos medios de comunicación que no dudan en ejercer la acusación particular con tal de aumentar las ventas, basándose en prejuicios y en ausencia de evidencias.

Y, finalmente, el juicio. No veremos a Henry Fonda defendiendo un inocente frente a un jurado obstinado. Ni a Tom Cruise elaborando un brillante discurso. Tampoco a Gregory Peck, elaborando un lúcido análisis ético del comportamiento humano. Por no haber, tampoco hay un resumen de las evidencias. Pero no es preciso. Las imágenes recogidas en la Audiencia con varias cámaras son bastante evidentes para poner en relieve las insuficiencias de nuestro sistema judicial. Sirven, por supuesto, para apoyar un debate en torno a la objetividad de los reportajes y documentales. Y no son, por fortuna e inevitablemente, objetivas. Seguro que Jordà las ha seleccionado con mala uva para llamar nuestra intención. Pero estas imágenes no están tampoco manipuladas. Las insuficiencias de los abogados, su torpeza en las intervenciones, el desinterés mostrado repetidamente por miembros de la acusación y la arrogancia rayando en la chulería de fiscal y juez nos dejan boquiabiertos como espectadores y como potenciales usuarios de este sistema judicial. Se enfrentan a macarras, proxenetas y pederastas. No tienen frente a ellos a asesinos o mafiosos, sino a miserables, económica y espiritualmente, gente sin escrúpulos que no ha dudado en vender el cuerpo de sus hijos a muy bajo precio para obtener beneficio. Sin embargo, la miseria moral de los acusados queda empequeñecida ante la torpeza y la deshumanización del sistema judicial en las escenas en que los profesionales pierden (literalmente) los papeles, en que bostezan durante una declaración o se confunden de testimonio. En este contexto, Jordà recoge con atención la mirada y la declaración final de Xavier Tamarit, acusado principal y patético pederasta, que contiene mayor coherencia y dignidad que los discursos profesionales que le han precedido. Las imágenes de De nens no quitan ni ponen rey. No se pone el veredicto en tela de juicio. No se plantea manipulación legal. Aun así, las interesantes tres horas de película nos permiten reflexionar sobre los hilos que mueven nuestra sociedad, sobre los mecanismos que determinan la evolución de la misma y sobre cuan sólidos son. Y, en definitiva, hacen reverberar las palabras emitidas por un testigo que duda de la idoneidad del juicio al dejar claro que la característica común de todos los finalmente juzgados es exclusivamente la pobreza.



























LINKS DE DESCARGA - DOWNLOAD LINKS:

PART 1:


http://www.megaupload.com/?d=YN8VFTRS
http://www.megaupload.com/?d=E4DH9KH8
http://www.megaupload.com/?d=8W9UHK4Q
http://www.megaupload.com/?d=4GN7M9P5
http://www.megaupload.com/?d=ABT0G7B0
http://www.megaupload.com/?d=KFFFZ38B
http://www.megaupload.com/?d=4H3NVK8L
http://www.megaupload.com/?d=D6QJ849K

PART 2:

http://www.megaupload.com/?d=NQ85KK1H
http://www.megaupload.com/?d=D55AOSYE
http://www.megaupload.com/?d=GTHSLK8D
http://www.megaupload.com/?d=KFF5AYL0
http://www.megaupload.com/?d=155BKZDD
http://www.megaupload.com/?d=MA7PTW4P
http://www.megaupload.com/?d=R7IS5REE
http://www.megaupload.com/?d=IWTDU8QD

Muchas gracias a gabi2!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada